Cambios y Hábitos

¿Cómo desarrollar hábitos que te ayuden a lograr metas?


¿Cómo desarrollar hábitos que te ayuden a lograr metas?

De una manera u otra todos queremos lograr nuestras metas por más pequeñas o sencillas que sean.

Aún no he conocido a nadie que no quiera lograr algo en la vida. No se trata de grandes metas, que son perfectas si es lo que deseas, pero hablo de esas metas diarias que todos tenemos y que tal vez no las identificas como tal, pero si quieres que se te den, quieres que se cumplan.

Pueden ser cosas como ascender en tu trabajo, que te suban el sueldo, ó lograr bajar esas libras que subiste en la pandemia comiendo más saludable o haciendo ejercicios, ó algo mas sencillo como ahorrar para comprarte aquello que tanto deseas pero es imposible comprarlo de una sola vez. Son pequeñas metas que tenemos y que muchas veces empezamos con el deseo y el ánimo de hacerlas pero a mitad de carrera pasa cualquier cosa y nos quitamos, se nos hizo más difícil de lo que pensábamos y terminamos por dejarlo.

No te sientas mal, a todos nos pasa. Lo importante es no quedarte de brazos cruzados, vuelve a intentarlo una y otra vez, las veces que sea necesario hasta lograrlo.

No es fácil, pero tampoco imposible. Principalmente cuando no tenemos disciplina ni buenos hábitos que nos ayuden a ser constantes, comprometidos y perseverantes.

Crear buenos hábitos, disciplina, compromiso, perseverancia y todo lo que se necesita para hacer el cambio que deseas no se logra de la noche a la mañana, toma tiempo y es un aprendizaje constante. Lo importante es no rendirse y decidirte a hacerlo.

Algunos hábitos que puedes desarrollar

Podemos crear hábitos para diferentes tipos de metas o cosas que queramos hacer. Por ejemplo hábitos saludables para cuando quieres rebajar, hábitos de productividad para cuando deseas mejorar en alguna area de tu trabajo, hábitos de lectura de la biblia o un libro, de autoestima y por ahí todos los hábitos que puedas imaginar para cada una de las cosas que deseamos cambiar o lograr.

Todos estamos formados por hábitos, lo que sucede es que estamos tan automatizados a hacerlos que no nos damos cuenta de ellos.

Tenemos hábitos buenos y tan sencillos que no nos percatamos de ellos como cuando nos lavamos la boca en la mañana antes de salir de la casa, ó cuando conducimos un auto y hasta la manera de bañarnos o la hora en que nos bañamos es un hábito. Otras veces tenemos hábitos no tan buenos que hemos ido adquiriendo a través de los años como comer comida chatarra, fumar, dormir hasta tarde (aquí me proclamo culpable 😂) y hasta no ser persistentes es un mal hábito.

Aquí algunos ejemplos…

Hábitos saludables – para cuidar tu salud debes tener una nutrición sana, tomar suplementos vitamínicos, hacer ejercicios regularmente y lectura intensiva, si leer ayuda a tu salud mental.

Hábitos de máximo rendimiento – accedes a ellos cuando afrontas situaciones “imposibles”, ó una crisis: traspasar límites, quemar las naves, duplicar resultados y pedirse más.

Hábitos de productividad – cuando quieres poner limites a tu tiempo: proteger la agenda, acortar la jornada laboral, aprovechar los tiempos muertos y desconectarte del internet.

Hábitos para anticipar el éxito – esta es una disciplina del interior que es tan importante como la del exterior. Ten visualización, Afirmación, imaginación y empieza desde el final (donde se supine que esta la meta ya lograda).

Hábitos para crecimiento espiritual – para desarrollar una relación personal e íntima con el Señor debes: leer la Palabra de Dios diariamente, meditar en ella, orar constantemente, hacer devocionales y lectura de libros relacionados.

Hábitos de lectura – nutre tu mente con lecturas que creen un cambio significativo en tu vida. Lee un libro por semana, escucha podcasts ó audiolibros, repasa las lecturas claves y lee tanto de manera digital como en papel.

Hábitos de autoestima – son para tomar responsabilidad por tu vida, se esfuerzan, y nunca se rinden: Haz un compromiso total, ten paciencia sin límites, persiste toda prueba, auto responsabilízate y no te victimizes.

Empieza con hábitos pequeños, mini hábitos. Algo tan ridículamente pequeño que no te puedas negar a hacerlo. El éxito se crea a través de unas pocas disciplinas diarias y pequeñas que se acumulan con el tiempo para producir logros mucho mas grandes.

Toda meta, cambio, disciplina y nuevos hábitos requieren compromiso, determinación y tiempo invertido en aprender, ya sea leyendo, tomando cursos, buscando un mentor o un amigo que te ayude a lograrlos.

Pero lo más importante y necesario de todo es buscar diariamente la presencia de Dios orando y meditando en su Palabra. Sin Dios nada podemos hacer. Juan 15:5

No importa cuantos planes tengamos o cuanto deseemos lograr en la vida, siempre, siempre debemos buscar la voluntad de Dios primero. Él es quien verdaderamente sabe lo que nos conviene. Romanos 12:2

Cuando nos movemos con la voluntad de Dios, es ahi cuando llegan los milagros a nuestra vida. Es ahi cuando se cumplen nuestras metas y deseos.

Los milagros son el resultado de una relación con la presencia de Dios.

4 consejos para definir metas con la voluntad de Dios

1) Mira hacia la meta – Pon tu mirada en la meta. Define tus objetivos priorizando los más importantes. No dejes que tu pasado distorsione tu presente ni dilate tu futuro. Se fiel a la dirección de Dios.

2) Cree en la meta – Fija tus metas. No dejes que las mentiras del enemigo te detengan o te desanimen porque El Señor irá delante de ti, estará contigo y no te fallará. Deuteronomio 31:8 Si no crees en la meta, ¿cómo vas a llegar a algo en lo que no crees? Sigue instucciones aunque sean ilógicas…

3) Toma posesión de la meta – Es tuya, Dios te la dio. Visualízala! Las metas son las promesas de Dios y las promesas de Dios nunca cambian y están disponibles para todos nosotros. Reclama esas promesas para ti! Establece metas de acuerdo a la voluntad de Dios.

4) Aprende a mantenerte firme – Conoce tus fortalezas y virtudes tanto como tus debilidades. Identifica cuales son las que necesitas reforzar y cuales son que necesitas para alcanzar esas metas. Trabaja en ellas para aprender a mantenerte firme cuando lleguen las tormentas de la vida y aunque venga la tormenta Jesús estará contigo en el barco. Marcos 4:37-38

¿Cuál es el propósito de Dios con tus metas?

El propósito de Dios con tus metas es que confíes en El para llevarlas a cabo. Que te dejes llevar por su voluntad para que las veas cumplirse.

Deja que el Señor moldee tu vida, que haga los cambios necesarios hasta lograr cumplir cada una de las metas y sueños que ha puesto en ti. El te ama y Sus promesas son para ti, hazlas tuyas!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .