Salud y Bienestar

7 Consejos para aliviar su salud mental durante la pandemia del Covid-19


7 Consejos para aliviar su salud mental durante la pandemia del Covid-19

La pandemia del COVID-19 ha sido devastadora no solo por la crisis económica y las muertes que ha provocado, sino por el enorme efecto que ha causado en nuestras vidas y en nuestra salud mental.

Muchos de nosotros estamos enfrentando retos y dificultades para salir adelante durante esta crisis, lo que puede ser estresante y abrumador, sobretodo porque puede provocar emociones fuertes tanto en nosotros los adultos como en los niños.

¿Qué es la depresión?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado.

La mayoría de nosotros se siente de esta manera de vez en cuando durante períodos cortos. La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de algunas semanas o más.

La depresión puede suceder en personas de todas las edades:

  • Adultos
  • Adolescentes
  • Personas Mayores

Las medidas de salud pública, como el distanciamiento social, el uso constante de mascarillas, el aislamiento son necesarias para reducir la propagación del COVID-19, pero pueden hacernos sentir ansiosos, aumentado el estrés provocándonos depresión, especialmente cuando hemos padecido de ella antes.

Es de suma importancia que se mantenga en contacto con su consejero, terapeuta o psiquiatra si ya padece una condición de salud mental o un trastorno por abuso de sustancias. Aliviar el estrés y la ansiedad es ahora de vital importancia.

Lo que siguen son siete consejos que todos podemos usar mientras navegamos en estos tiempos de incertidumbre:

  1. Manténgase informado y tome medidas prácticas para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos. Obtenga los datos de fuentes confiables como los CDC, la Organización Mundial de la Salud, su departamento de salud local y la NCOA. No se quede pegado a las noticias, ya que esto sólo empeorará la angustia que pueda estar sintiendo en este momento.
  2. Realice actividades saludables: Duerma de 7 a 9 horas cada noche; coma una dieta saludable y bien equilibrada; no fume; no beba más de una bebida alcohólica por día o ninguna, según las indicaciones de su médico; y, finalmente, ejercite su cuerpo y su mente. La meditación, las caminatas, la jardinería y las rutinas de ejercicio en su casa son beneficiosas para su salud mental.
  3. Asegúrese de tener al menos un suministro para un mes de los medicamentos recetados y de venta libre que necesite, para controlar su salud mental y otras afecciones. Tome todos sus medicamentos según las indicaciones de sus proveedores de atención médica.
  4. Cumpla con sus rutinas regulares tanto como sea posible. Es posible que necesite crear una nueva rutina para tener en cuenta el trabajo en casa, el ejercicio en el interior, el cuidado de los nietos, la limpieza y otras actividades diarias. Integre viejos y nuevos pasatiempos agradables en su rutina diaria.
  5. Manténgase conectado con su familia, amigos y otras redes de apoyo (fe, pasatiempos, etc.). Tener a alguien con quien hablar sobre sus necesidades y sentimientos es vital para la salud mental. Comprométase a ponerse en contacto con al menos una persona por día para mantener una conexión social continua a través del teléfono, o el correo electrónico, la videoconferencia y las redes sociales, si tiene acceso a Internet. Considere la posibilidad de pedirle a una persona que sea su compañero de apoyo y que le haga chequeos diarios. Si es miembro de un grupo de apoyo, manténgase conectado a través del teléfono o de una plataforma de video como Zoom.
  6. Intente en la medida de lo posible ser positivo y disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Mucha gente en todo el país está ayudando a sus vecinos y comunidades durante esta crisis.
  7. Ayude a los demás, cuando sea seguro hacerlo, a través del apoyo a compañeros y vecinos, así como cuidando los niños del personal médico que debe estar en los hospitales que luchan contra COVID-19. Ayudar a los demás nos da una sensación de propósito y de control en estos tiempos de incertidumbre.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño
  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Cansancio y falta de energía
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa
  • Dificultad para concentrarse
  • Movimientos lentos o rápidos
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales
  • Sentimientos de desesperanza o abandono
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio
  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual

Los tipos principales de depresión son:

  • Depresión mayor. Sucede cundo los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria por semanas, o períodos más largos de tiempo.
  • Trastorno depresivo persistente. Se trata de un estado de ánimo depresivo que dura 2 años. A lo largo de ese período de tiempo, puede tener momentos de depresión mayor junto con épocas en las que los síntomas son menos graves. 

Otras formas comunes de depresión incluyen:

  • Depresión posparto. Muchas mujeres se sienten algo deprimidas después de tener un bebé, pero la verdadera depresión posparto es más grave e incluye los síntomas de la depresión mayor.
  • Trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Síntomas depresivos que ocurren 1 semana antes de la menstruación y desaparecen después de menstruar.
  • Trastorno afectivo estacional (TAE). Ocurre con mayor frecuencia durante las estaciones de otoño e invierno, y desaparece durante la primavera y el verano, muy probablemente debido a la falta de luz solar.
  • Depresión mayor con características psicóticas. Sucede cuando una persona padece de depresión con una falta de contacto con la realidad (psicosis).
  • El trastorno bipolar sucede cuando la depresión se alterna con manía (conocido previamente como maniacodepresión). La depresión es uno de los síntomas del trastorno bipolar, pero este es un tipo de enfermedad mental distinto.

Recuerde que los niños pueden presentar síntomas distintos a los de los adultos. Vigile especialmente los cambios en el rendimiento escolar, el sueño y el comportamiento. Si usted cree que su hijo podría estar deprimido, vale la pena consultarlo con su proveedor de atención médica

Referencias: National Council of Aging (NCOA), Biblioteca Nacional de la Salud de los EEUU, Medline Plus. 

La información contenida en este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos generales. No está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad y no debe considerarse como un consejo médico. Siempre consulte a su médico antes de usar cualquier suplemento, medicamento ó hacer cualquier ejercicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .