Cambios y Hábitos

7 hábitos para mejorar tu salud espiritual.


En la serie “Transformados” del Pastor Rick Warren, el menciona siete hábitos para mejorar la salud espiritual que son los que les voy a presentar a continuación. La Salud Espiritual es el primer punto de esta serie para ser transformados.

En la Palabra de Dios encontramos muchas promesas para bendecirnos, pero tal y como menciona Rick Warren: “a cada promesa de Dios le antecede una premisa”. Y esto lo que quiere decir es que Dios siempre te pide que hagas algo primero para Él luego bendecirte. Esta es la manera en que Dios hace que crezcamos espiritualmente en todas las areas de nuestra vida. Primero la condición y luego la bendición. Así es como Dios trabaja.

Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. 8 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

Mateo 7:7-8

Si practicas estos siete hábitos Él te bendecirá con una fuerte salud espiritual, siempre y cuando estes dispuesta(o) a obedecer Su Palabra y querer ser bendecido.

7 hábitos para mejorar tu salud espiritual.

1. Debo amar a Jesús supremamente. Lucas 14:26

“La salud espiritual es medida por el amor” como indica Rick Warren en el primer hábito de la salud espiritual.

No importa cuanto conocimiento tengas de la biblia, la salud espiritual no se mide por eso, sino que es medida por cuanto tu amas. No lo miden nuestras habilidades ni cuantas veces visitamos la iglesia, se mide por cuanto amamos a Dios y cuanto amamos a los demás. Marcos 12:29-30

Adoración es la palabra que describe lo que es amar a Dios. Aquello que amas es lo que adoras. Lo que sea que mas ames en la vida es lo que más vas a adorar. Si es tu trabajo, adoras a tu trabajo. Si lo que mas amas es tu cuerpo, te estás adorando a ti misma(o). Adoras todo aquello a lo que le das mas amor.

2. Debo encontrarme con Dios diariamente. Proverbios 8:34

Habla con Dios, no tiene que ser extenso, puede ser 5 ó 10 minutos, tal vez 15, pero encuéntrate con Él diariamente. Ora y luego deja que te conteste a través de Su Palabra. Esto se llama adoración. Es estar un tiempo a solas con Él. Dios quiere pasar tiempo contigo. No tiene que ser mucho tiempo, pero si tiene que se habitual.

3. Debo estudiar y hacer Su Palabra. Salmos 1:1-3

El Señor quiere que te deleites día y noche en Su Palabra. Tienes que hacer el hábito de estudiar Su Palabra y hacer lo que dice en ella. Dios va a prosperarte en lo que haces pero primero debes meditar en ella. Juan 15:14 Santiago 1:25

4. Debo diezmar de mis ingresos. Malaquias 3:10

Tal y como dedicamos o regresamos a Dios una parte de nuestro día, el día que Él nos regaló, de igual forma le regreso a Dios la primera parte de mi dinero. Le devuelvo el 10% de lo que gano a Dios.

Obviamente, Dios no necesita nuestro dinero, pero si lo que representa: nuestro corazón.

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”.

Mateo 6:19-21

5. Debo aprender a amar a otros creyentes. Juan 13:35

El sello de ser un discípulo de Jesús, es que también ames a otros creyentes. La prueba de que eres Su discípulo no es solamente amar a Dios supremamente sino a Su familia, Su iglesia, a los Hijos de Dios.

La iglesia (no el Templo) es el cuerpo de Cristo y Jesús murió por ella, es la novia de Cristo. Si amamos a Dios, pero no amamos a los hermanos en Cristo, somos mentirosos. 1 Juan 4:20 ¿Cómo hemos de amar a Dios, a quien no hemos visto, si no podemos amar a quienes si vemos?

No podemos ser discípulos nosotros solos ó en aislamiento. El crecimiento espiritual ocurre en comunidad. No podemos ser seguidores de Cristo sin estar en comunidad, porque todo se trata de amor, de amarnos unos a otros. Nunca conseguiremos la madurez espiritual sin una familia espiritual.

Amar a Dios sobre todas las cosas y amar a los demás como a ti mismo, son los primeros dos grandes mandamientos. Mateo 22:36-40

Según lo explica Rick Warren “Fuimos puestos en este planeta para aprender a amar. Primero para aprender a amar a Dios supremamente y luego para aprender a amar a los demás prácticamente. Debes tener una familia espiritual, debes relacionarte con el pueblo de Dios, con el fin de aprender a amar”.

6. Debo servir a otros desinteresadamente. Marcos 10:45

La vida cristiana, después de la adoración, se basa en estos dos propósitos principales: el servir y el dar. Serás como Jesús, en cuanto más aprendes a servir y a dar.

Servir es una de las partes más importante de tu salud y desarrollo espiritual. Crecer no es solamente comprender también tienes que dar. En el evangelio, la forma de ser grande es a través del servicio. Entregando tu vida al servicio de lo demás. No lo creerás, pero serás más feliz, estarás más realizada(o), serás más saludable y serás más bendecida(o). Porque cuando hacemos esto, Dios dice: “derramaré bendiciones sobre ti”. Si no haces ejercicio espiritual sirviendo a los demás nunca desarrollaras el músculo espiritual, nunca crecerás y nunca recibirás la bendición de Dios sobre tu vida.

7. Debo compartir la buenas noticias. 2 Timoteo 2:2

Lo que he recibido, lo que Dios me ha dado, debo compartirlo con otros. Debo decirle a los demás las buenas noticias de Jesús. No podemos callar. Tenemos que decirle a los demás lo que un día nos dijeron a nosotros; que Dios tiene un propósito con ellos, que Jesús perdona sus pecados, que su pasado puede ser perdonado. Que hay un propósito para vivir y que Dios tiene un lugar para ellos guardado en el cielo.

Si queremos crecer y ser saludable espiritualmente debemos compartir las buenas noticias del Señor. Mateo 28:19-20. Ser Su discípulo es decirle a alguien más las bendiciones que Dios tiene preparadas para ella(el), es estar estar dispuesto a compartir tu esperanza y a compartir tu historia con otros.

¿Que debo hacer si quiero ser espiritualmente saludable?

El crecimiento espiritual no es algo automático, tiene que crearse. Es una elección diaria que tiene recompensas eternas. Pero tienes que escoger crecer, tener que tomar algunas decisiones, tal vez drásticas, y tendrás que desarrollar algunos hábitos, pero te aseguro que vale la pena. Si realmente deseas ser espiritualmente sano y fuerte, no hay cabida para dejar las cosas a medias. Tienes que ponerle seriedad a lo que haces, madurar y querer ser saludable en cada area de tu vida y todo inicia con tu espíritu.

Nada sucede a menos que tu así lo decidas. No hay manera de que puedas crecer espiritualmente sino estas espiritualmente vivo. No puedes crecer en Cristo sin conocer a Cristo. Es por eso, que tu punto de inicio es conocer a Jesús, debes nacer de nuevo.

Si nunca le has entregado tu vida a Jesucristo, nunca le has entregado tu corazón ó le has invitado a ser parte de tu vida, ó si por el contrario, una vez lo hiciste, pero te alejaste de Él y sientes que es hora de volver al redil, haz esta pequeña oración

Antes, quiero que sepas que esta va a ser la oración más importante que vas a hacer en tu vida, porque te va a cambiar de la muerte a la vida, te va a llevar de lo viejo a lo nuevo, de la culpa al perdón, de no tener un propósito a tenerlo e iras de las tinieblas a la luz.

Ora estas palabras en tu corazón, no tiene que ser en voz alta si no quieres:

Oramos: Querido Jesús, te pido que vengas a mi vida, que perdones mis pecados y que me des un nuevo comienzo. Quiero estar espiritualmente vivo y saludable. Por eso te pido Señor que me ayudes a desarrollar estos hábitos, yo no puedo hacerlo sin ti, sin tu ayuda ni tu fuerza. Te pido que vengas a mi vida, que pongas en mi Tu Espíritu. Dame el poder para hacer lo que tu quieres que yo haga. En lo mas profundo de mi corazón quiero crecer, desarrollar estos hábitos y ser más como Tu. Oro y te pido todo estos esto en el nombre de Jesús, Amén.

Si hiciste esta oración, felicidades! Me alegro de que la hayas hecho. Ahora solo te pido que le cuentes a otras personas tu decisión para que puedan ayudarte a crecer. Me encantaría que me lo contaras a mi si no sabes a quien contárselo. Me puedes escribir y con gusto te ayudaré.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .