Sentimientos y Emociones

¿Dónde está tu corazón?


¿Dónde está tu corazón?

Crecer duele. Y en el transcurso de la vida nos encontramos con personas y situaciones que nos hacen daño y nos hacen dudar de quienes realmente somos.

Seguramente te haz cruzado con personas que no te reconocen, que no importa cuanto hayas cambiado y mejorado tienen una imagen errónea de ti por tu pasado. ¿Pero sabes qué? No importa lo que piensen, lo que verdaderamente importa es dónde está tu corazón, a quien le pertenece y en quien confías. Lo que cuenta es que día a día permitas que la mirada de Dios esté sobre ti, sobre tu mente, tu alma y tu corazón. Que le permitas al Espíritu Santo examinar lo que hay dentro de ti y escuchar lo que tiene que decirte a ti personalmente.

No vivas de acuerdo a la opinión que otros tienen de ti, ni de lo que piensas que los demás creen de ti, vive de acuerdo a lo que Dios dice de ti. No dejes que eso te deprima ó te desanime. No dejes que te impida cumplir con lo que Dios ha puesto en tu corazón. Tú eres quien Dios dice que eres!! Proverbios 19:21 Proverbios 20:5

Habla con Dios. Pídele que su Palabra cale profundo dentro de ti, para que la internalizes y medites sobre ella. Aprende a conocer Su Voz, a seguir sus consejos. No hagas nada sin antes consultar a Dios, eso te garantiza el paso que debes dar. Asegúrate de caminar cuando Dios te haya hablado, esa es la señal. ¿Cómo saberlo? Tú corazón te lo dirá! Si tu corazón esta alineado al de Dios, créeme lo sabrás. Proverbios 4:23 Josué 1:8

Para saber dónde esta tu corazón, necesitas confrontarlo. Es posible que necesites lidiar con tu pasado, con aquello que por tanto tiempo haz batallado. Tal vez pensabas que ya esa herida estaba cerrada pero cuando alguien la toca todavía sangra. Mateo 6:21

Nadie está exento, nos pasa a todos, llevamos heridas y traumas que vienen de nuestra niñez, nuestro pasado y a medida que crecemos se añaden otros que han hecho estragos en nuestro corazón y nuestra mente y que han formado lo que hoy somos. No importa si hemos conocido al Señor, si hemos nacido de nuevo, si llevamos una buena vida y hemos cambiado, el Señor siempre escudriña nuestro corazón para ver lo que hay en el, para sacar de ahí lo que no te pertenece y sanarlo.

7 pasos prácticos que te ayudarán a sanar tu corazón y perdonar:

7 pasos prácticos que te ayudarán a sanar tu corazón y perdonar

1. Escribe en un papel o una libreta, las formas en que esa persona te hizo daño ó te ha lastimado – Crea un tipo de diario donde puedas desahogarte escribiendo todo lo que te hace daño y escribe la persona que te lo hizo. Relee y medita sobre lo que haz escrito. Esto te va a ayudar no solo a enfrentar tu dolor y mirarlo de frente sino a afrontarlo para empezar a sanar. Darle nombre a tu dolor, a tu herida, te ayuda a llevarlo del corazón a la mente para poder trabajar con el.

2. Escribe ahora las formas principales en que tú le haz hecho daño a Dios – En otra parte del diario escribe las formas en que tu haz ofendido a Dios de alguna manera. Por ejemplo, si haz pensado en vengarte de esa persona que te lastimó, o si has hablado mal de ella, etc. Crea este hábito para que constantemente estes consciente de que al igual que otros te ofenden, tu también haz ofendido.

3. Da gracias a Cristo por su perdón – Anota todas las cosas por las que Dios te ha perdonado y dale gracias por eso. Diariamente toma tiempo para darle gracias a Dios por todo lo que ha hecho por ti, por su perdón y su amor por ti. Te ayudará a internalizar que al igual que Dios te perdonó a ti también perdona al que te hirió y tu también puedes perdonarlo.

4. Pídele a Cristo que te dé un Espíritu de perdón – Ora pidiéndole al Señor que te dé un corazón que perdone, que sea sensible para perdonar a quienes te han hecho daño. Perdonar a otro no solo lo haces es en obediencia a Dios sino que perdonar libera tu propio corazón y te hace sanar.

5. Siéntate con la persona que te lastimó – Si esto es posible, explícale como te has sentido, lo que has estado guardando en tu corazón y que quieres perdonarlo. Enfrentar a la persona que te lastimó no solo hace que realizes el perdón sino que puedes reanudar la relación con esta persona si no hay nada que lo impida. Recuerda que eres tu quien va a pedir perdón aún cuando no hayas hecho nada. No te sientas mal ni te enojes si la persona no te pide perdón a ti o demuestra indiferencia, lo importante aquí es que eres tú quien busca sanar.

6. Si no puedes sentarte con quien te lastimó – Si no puedes sentarte con ellos, por la razón que sea, igualmente perdónalos. Esa es la clave. No siempre podemos reanudar una relación con quien nos hizo daño, pero no por eso no vamos a perdónalos. Nuestra misión principal es perdonar como Cristo nos perdonó a nosotros, y eso esta claro en Su Palabra.

7. No confundas perdonar con confiar – Como creyente y en obediencia a Cristo ya has perdonado a la persona que te lastimó, pero la confianza debe ser reconstruida y esto toma tiempo. Es importante que entiendas que perdonar no requiere volver a confiar o relacionarte con en esa persona. Es posible que nunca vuelvas a confiar ó a relacionar con ella porque el daño que causó fue demasiado. Aún cuando hemos perdonado sinceramente a una persona, el hecho de tenerla cerca puede volver a causar daño y en casos así es mejor mantenerse al margen para cuidar tu corazón y salud mental.

Perdonar no siempre es fácil, pero es el camino seguro hacia la sanidad de tu corazón. Para hacerlo te aconsejo que busques ayuda de tu pastor, un sacerdote, líder espiritual ó el de un consejero, pero primero asegúrate de cual es su base y fundamento. Mantén una actitud positiva y receptiva para que absorbas todo lo que envuelve este proceso. Efesios 4:32

Por último, quiero que sepas que no hay nada que tu hayas hecho que Dios no pueda perdonar y no hay nada que otro te haya hecho a ti que tu no puedas perdonarle. Para Dios no hay nada imposible. Deja a un lado el rencor, la amargura, la venganza, permite que Dios renueve tu actitud, que te llene de su entendimiento, que limpie tu corazón. Sométete a Su Voluntad, comprométete a caminar hacia la libertad del perdón, permanece en ella, disfrútala. Se trata de lo que Dios quiere hacer en ti y a través de ti.

Mateo 6:33
Reina-Valera 1960

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

1 comentario en “¿Dónde está tu corazón?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .