Cambios y Hábitos

Cambios y Decisiones


Cambios y Decisiones

La vida es un constante cambio. Por más que nos resistamos a el, siempre llega y no lo podemos evitar. No somos ni pensamos igual que hace 20 años, ni siquiera pensamos igual que hace 5 años ó hasta hace solo un año porque nuestra forma de ver la vida cambia, nuestros sueños cambian y las prioridades también cambian.

Hay cambios que pasan desapercibidos porque son cambios que hacemos día a día y no tienen mayor peso en nosotros, pero ¿que sucede cuando esos cambios captan nuestra atención? ¿cuando requieren acción? Es ahí donde, como dice mi madre, “los huevos se ponen a peseta”.

Paramos en seco, nos detenemos y no sabemos que hacer. Nos preguntamos una y otra vez ¿qué hago? ¿cómo lo hago? y no accionamos porque nos cuesta trabajo tomar decisiones. A todos nos ha pasado, pero lo más importante y más difícil a la vez es tomar una buena decisión. Muchas veces pasamos años sin haber tomado esa decisión, con esas ideas y sueños de cambiar. Cambios para mejorar, cambios de trabajo, cambios de relación y hasta cambios de país, pero ¿porqué solo lo pensamos y no lo hacemos? ¿A que le tememos? El miedo al fracaso ó a equivocarse y la necesidad de aprobación de otras personas son algunas de las razones.

COMO TOMAR DECISIONES CORRECTAS

Las decisiones correctas en la vida siempre están alineadas a la perfecta voluntad de Dios. Es vital que tomemos decisiones correctas día a día para permanecer en medio de Su voluntad. Esto te ayudará a tomar una buena decisión al momento de que surja.

1. Consúltalo con Dios – Lo primero que debes hacer antes de tomar una decisión es siempre orar y pedirle a Dios que te guíe a tomar la decisión correcta. Guarda la visión que Dios te da. Escríbela y declárala. Desarrolla este hábito, te ayudará a seguir adelante y estar enfocado.

Isaías 14:24

2. Satura tu mente con la información correcta – Empápate de la Palabra de Dios. Léela, Estúdiala, Memorízala, Apréndela y ponla en Práctica. El conocimiento es Poder. Te darás cuenta de que comenzaras a tomar buenas y mejores decisiones en la vida. Y si ya Dios te habló acerca de lo que debes hacer ¿que esperas? Hazlo!

Josué 1:8

3. Rodéate de personas maduras en la Fé – Es crucial elegir a las personas que sean maduras en la fé para que sean tus que mentores , amistades y/o consejeros en la toma de decisiones y a través de tu caminar.

Proverbios 11:14

4. Evalúa los efectos que conlleva esa decisión- Toda decisión tiene sus pro y sus contra, procura conocer de antemano cuales son antes de que pagues el precio de una mala decisión. Debes considerar como esto afecta a tu desarrollo espiritual o al de tu familia. La decision que tomes no debe intervenir con tu crecimiento espiritual y asegúrate de que no vas a robar la paz de tu allegados.

1 Corintios 8:9 1 Tesalonisences 4:11

5. Asegúrate de que tu decisión sea consistente con la de Dios – La decisión que tomes debe estar alineada al propósito de Dios para tu vida. Él tiene un plan perfecto y tu misión es cumplirlo. Te ha dotado de dones y talentos para que puedas llevarlo a cabo.

1 Pedro 4:10

El cambio que deseamos experimentar es mucho más que un simple deseo. Si pensamos y hacemos lo mismo siempre, vamos a tener los mismos resultados de siempre.

Necesitamos ser más conscientes de lo que queremos cambiar, esto conlleva cambio de hábitos, disciplina, compromiso y perseverancia. Debemos visualizar como es exactamente la vida que queremos. Escríbela, declárala, afírmala. Cuando creamos una imagen mental de nuestra meta, nuestro sueño, creas la intención de moverte hacia ese camino y reprogramas tu mente generando el cambio. Las decisiones que tomemos determinan nuestro futuro.


1 comentario en “Cambios y Decisiones”

  1. Buenos días, estoy de acuerdo contigo. Dios tiene un plan con cada persona. Te copio un párrafo de mi libro:
    —Sabemos que el mundo y el hombre les pertenece, que él es EL SEÑOR DE LA HISTORIA, y busca quién le ayude libremente.
    » Él mismo ha dispuesto el tener que valerse de nosotros para llevar a cabo su plan, por eso, llama al hombre, lo interpela en sus actitudes, impulsa sus decisiones positivas, le ayuda a tomar una opción, le facilita el camino, pero respeta totalmente su respuesta, porque le quiere libre y responsable absoluto de su futuro, no esclavo.
    De ahí la gran necesidad de la oración y el discernimiento para tomar las decisiones según sus planes
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .