Cambios y Hábitos

Lo que declares con tu boca, eso recibirás.


Hace unos domingos atrás, estando en un servicio de la iglesia, el Pastor mencionó estas palabras que calaron profundo en mi mente y corazón: “Lo que declaras, recibirás” . Y es que muchas veces pensamos que lo que decimos no afecta en nada nuestras vidas y eso no es cierto. Proverbios 18:21

La mayoría del tiempo hacemos declaraciones que repercuten en nuestra vida y se quedan grabadas en nuestra mente y corazón. Para que tengas una idea de lo que digo, es tan sencillo como escucharte a ti mismo decir “es que no puedo” ó “es que ya soy así”, es que yo nací así”, “no se hacer eso”, “soy torpe”, “soy bruto(a)”, “tengo mala suerte” “no sirvo para nada” “no tengo talentos” ó “no tengo la capacidad” y por ahí muchas otras cosas más, que aunque parecen insignificantes no lo son. Efesios 4:29 Lucas 6:45

Relacionados: https://viveconunamision.com/2019/09/28/porque-nos-sucede-lo-que-mas-tememos/

Lo que declares con tu boca, eso recibirás.

Escuchamos y creemos lo que nos dicen, especialmente si son cosas que nos hieren y afectan nuestra dignidad. Estamos tan acostumbrados a ese “tag” que nos pusieron que realmente lo creemos y comenzamos a declararlo con nuestra boca como si fuera un hecho. No nos percatamos de que son declaraciones que fueron influenciadas por alguien más, tal vez, un ex jefe, un ex novio(a) o ex esposo(a), un familiar cuando eras pequeño(a) ó quizás alguien en la escuela, pero que ciertamente no tienen fundamento. Nuestra identidad no depende de lo que nos hayan dicho o del “tag” que nos pusieron, nuestra identidad nos la da Dios! Tu eres lo que Dios dice que eres! Efesios 4:30

Recuerdo lo mucho que me afectó todo lo que me dijo mi ex-jefa, llegue a creer que realmente no sabía nada de mi puesto de trabajo a pesar de los años que llevaba en la Compañía, pensaba que todo lo hacia mal y que no daba “la milla extra” si me iba a mi casa a la hora de salida, pues exigía que trabajara horas extras todos los días y a veces hasta fines de semana, de lo contrario al día siguiente te reunía para pedirte todo tu trabajo terminado. Finalmente renuncié porque me enferme física y emocionalmente por el stress que viví allí.

El problema no es lo que otros nos hayan dicho en algún momento, el problema es que lo creemos y lo declaramos. Damos por hecho que así somos y nuestra mente y pensamientos se acoplan a ello.

La clave está en cambiar los pensamientos negativos por positivos, pero antes tiene que haber un proceso de sanación y perdón. Sin estos dos elementos no hacemos nada, pues volveríamos a lo mismo cada vez que un recuerdo llegue a nuestra mente. Cuando decidimos creerle a Dios y dejamos que sane nuestras heridas, que escudriñe nuestro corazón hasta limpiarnos y nos lleve a perdonar a quien nos hirió, entonces podemos comenzar ha hacer un verdadero cambio en nuestra vida. Es un proceso que toma tiempo pero se puede. Filipenses 4:8 , Marcos 11:25-26 Romanos 12:2

Aquí les dejo algunos de mis ”tips”, créanme funciona:

  • Ora – La oración es la llave que te llevará a la sanación y perdón. Orar es simplemente hablar con Dios, cuéntale como te sientes.
  • Lee la Palabra – Leer la palabra de Dios abre tu entendimiento y te enseña el conocimiento de la Verdad. Yo se que a mucha gente no le gusta leer la biblia porque no la entiende ó por la razón que sea, pero si usas una biblia digital puedes cambiar a la versión que quieras y sea mas fácil de entender para ti. Además las app de la biblia traen devocionales diarios que tienen reflexiones o temas que traen versículos relacionados a la lectura y te ayudan a comprender más. Yo uso la app “YouVersion Bible”. Esta es una parte importante del cambio, crear conocimiento de la Verdad.
  • Toma Notas – Ten una libreta para tomar notas de tus cambios, logros, metas, escribir tus oraciones, agradecimientos y cualquier otra cosa relacionada al nuevo cambio. Pon en práctica lo aprendido.
  • Lee Libros- Lee libros con temas cristianos que te ayuden en el proceso del cambio que estas haciendo. Hay variedad de temas y autores que puedes conseguir en alguna librería cristiana (aquí puedes pedir sugerencias) ó búscalos “online” y siempre chequea las referencias. Amazon tiene gran variedad de libros y muchos de ellos tienen disponible un ejemplo del libro digitalmente en su app “ Kindle” donde puedes leer parte del mismo y si te gusta entonces lo compras. Yo prefiero comprar el libro y tenerlo físicamente, pero también los tienen en formato digital para los más tecnológicos.
  • Busca un Mentor – Conseguir un mentor ó una persona capacitada con el conocimiento y testimonio probado para que te ayude en todo el proceso es vital. Pídele sugerencia al Pastor ó a algún Anciano de la Iglesia. Una vez lo tengas, crea un vínculo con esta persona, háblale de tu situación y mantén siempre un constante contacto con el ó ella.
  • Asiste a la Iglesia y Actividades– una parte esencial para que el cambio sea exitoso es ir cada domingo al servicio y escuchar lo que Dios tiene que decir. Comenzar en la adoración te prepara el ambiente para que recibas el mensaje de Dios y salgas recargada(o) para pasar la semana. Asistir a las actividades que ofrezca tu iglesia, participar de las clases bíblicas y grupos que se reúnen en las casas te ayuda a conocer más personas con tus mismos intereses y sed de conocimiento, que son de apoyo en cualquier circunstancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .