Cambios y Hábitos

10 cosas a las que debes renunciar para seguir adelante…


Empieza Hoy!

Problemas tenemos todos, la diferencia está en seguir o no seguir adelante a pesar de ellos. Muchas veces nos estancamos en el lamento de la situación por la que estamos pasando y no vemos más allá del problema. Nuestro horizonte esta nublado por la angustia, la vergüenza, la inseguridad, por malas decisiones del pasado, la incertidumbre de lo que nos espera y sobretodo, por lo bien que nos sentimos en nuestra zona de confort.

¿Quieres seguir adelante? Ejercita tu fé. La fé hace que todo sea posible. La fé trae esperanza, nuevas fuerzas para seguir adelante. Por mínima que parezca tu fé, úsala. Mateo 17:20 Pídele a Dios que aumente tu fé cada día. Lucas 17:5. La fé es “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1. Comienza hoy y confía en que Dios guiará tus pasos hacia el futuro que tiene para ti.

10 cosas a las que debes renunciar para seguir adelante…

4 Formas de superar la amargura

1) Dejando que las opiniones de los demás controlen tu vida.

  • No es lo que piensan los demás, es lo que Dios piensa de ti y lo que tú mismo piensas lo que cuenta.
  • Tienes que hacer exactamente lo que Dios te diga que es mejor para ti y tu vida, no lo que es mejor para todos los demás.

2) La vergüenza de los fracasos pasados.

  • Tu pasado no es igual a tu futuro. Dios borró tus pecados y tienes una nueva vida.
  • Lo único que importa es lo Dios hace en tu vida ahora.

3) Ser indeciso sobre lo que quieres.

  • Nunca te irás de donde estás hasta que decidas hacerlo. Pídele dirección a Dios.
  • Toma la decisión de seguir a Cristo, descubre lo que quiere para ti y síguelo con pasión.

4) Postergar las metas que te importan.

  • Hay dos opciones principales en la vida: aceptar las condiciones tal como existen o aceptar la responsabilidad de cambiarlas.
  • El mejor momento para plantar un árbol es hace veinte años. El segundo mejor momento es ahora. Aprovecha cada oportunidad que Dios te da.

5) Eligiendo no hacer nada.

  • No puedes elegir cómo vas a morir o cuándo.
  • Ahora solo puedes decidir cómo vas a vivir. Jesús es el camino, la verdad y la vida, síguele.
  • Todos los días es una nueva oportunidad para elegir. Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana.

6) Tu necesidad de tener razón.

  • Apunte al éxito, pero nunca renuncie a su derecho a equivocarse.
  • Porque cuando lo hagas, también perderás tu capacidad de aprender cosas nuevas y seguir adelante con tu vida.

7) Huyendo de problemas que deberían ser solucionados.

  • Deja de correr.
  • Afronte estos problemas, solucione los problemas, comuníquese, aprecie, perdone y AME a las personas en su vida que lo merecen.

8) Poner excusas en lugar de decisiones.

  • La mayoría de los fracasos a largo plazo son el resultado de personas que inventan excusas en lugar de decisiones.

9) Pasar por alto los puntos positivos de tu vida.

  • Lo que ves a menudo depende completamente de lo que estás buscando. Busca a Dios, él te ve como tu no te ves.
  • Te será difícil ser feliz si no estás agradecido a Dios por las cosas buenas de tu vida en este momento.

10) Sin apreciar el momento presente.

  • Con demasiada frecuencia tratamos de lograr algo grande sin darnos cuenta de que la mayor parte de la vida está compuesta de pequeñas cosas. De Jehová es la Tierra y su Plenitud.