Salud y Bienestar

Cómo se siente vivir con ansiedad y depresión


Cómo se siente vivir con ansiedad y depresión

Tener ansiedad y depresión a la misma vez es como vivir montado en una montaña rusa de emociones que no termina. Va entre vivir demasiado preocupada a no preocuparse por nada en absoluto.

Fui diagnosticada con ansiedad y depresión en el 2014, luego de haber atravesado un periodo de estrés postraumático a causa del exceso de estrés en el trabajo. La ansiedad es un síntoma del estrés y lamentablemente no supe detenerlo a tiempo. Muchas veces esa ansiedad viene desde nuestra niñez y no nos percatamos que hemos arrastrado con ellas hasta que atravesamos por alguna situación impactante ó que esté fuera de nuestro control.

Tener ansiedad y depresión a la misma vez no es algo inusual, pero la mayoría de nosotros lo vive en secreto. Es difícil enfrentar un diagnóstico de salud mental cuando estas en plena vida activa y laboral, cuando todavía te queda mucho por hacer. Te sientes inútil, te avergüenza decirlo porque la gente no lo entiende y entonces te aíslas.

Vivir con ansiedad y depresión es una lucha constante contigo mismo. Intentas continuamente lidiar con dos emociones totalmente diferentes. Pocas veces encuentras paz en tu cabeza. Hay veces que no importa lo que quieras o tengas que hacer, simplemente el agotamiento físico y mental no te deja hacer nada. La depresión hace que sea difícil salir de la cama algunas mañanas. Mientras que la ansiedad te mantiene preocupado por la infinita lista de cosas pendientes que tienes por hacer y que se van acumulando a tu alrededor. Te acuestas en la cama y pasas el día acostada y la depresión te susurra que no vales nada. La ansiedad grita que no te mantienes al día, que tienes que terminar algo antes de que piensen que no haces nada o simplemente te alarmas porque algo horrible está por suceder. Hasta las cosas más pequeñas, importan demasiado. La mayoría de las noches no puedo conciliar el sueño porque mi mente esta conectada pensando en cosas constantemente. El sueño aparece cuando ya es hora de levantarse, pero duermo todo el día porque no dormí nada la noche anterior. Es un ciclo interminable que apenas se puede controlar. Te cansas, física, mental y emocionalmente. La depresión puede hacerte sentir cansado y frustrado, pero la ansiedad te mantendrá despierto toda la noche preocupándote por cada pequeña cosa y preguntándote si alguna vez esto tendra fin.

No le sucede igual a todos, pero si se puede ir de la ansiedad a la depresión en un periodo corto de tiempo y a veces sin darte cuenta.

Esta condición no tiene cura, pero es tratable. Usualmente, con terapias y medicamentos se mejora, pero yo he aprendido que mi mejor terapia es orar y adorar a Dios en medio de mi ansiedad o depresión. Me ayuda a tener calma y paz en medio de mi angustia. Mantener una relación con Dios me permite superar muchos de estos pensamientos y dificultades y es la razón por la que hoy puedo escribir y hablar de mi condición sin vergüenza.


1 comentario en “Cómo se siente vivir con ansiedad y depresión”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .